El viernes 6 de marzo, mediante del Decreto 239/2020, el gobierno designó a la Arquitecta Diana Saiegh en el cargo de presidenta del Fondo Nacional de las Artes. Aunque a decir verdad, lo de arquitecta estaría por verse, puesto que el título nunca lo presentó, y eso hizo que se demorara su designación en el cargo, entre otras razones. Lo que sí presentó fue un papel donde jura haber alcanzado el título de arquitecta. Insólito! A la mesa chica del Ministerio de Cultura nunca le gustó este perfil para ocupar el cargo de presidente del FNA, pero se da en el marco de acuerdo político y el reparto de cargos, donde el FNA quedó para la militancia Massista, de donde proviene la arquitecta Saiegh y necesitada de puestos para cubrir una demandante militancia. En ese orden de cosas, y tal cual lo hicieron trascender desde la mesa chica del Ministerio de Cultura, la arquitecta Saiegh tampoco cumple con el artículo 9 del Decreto Ley de creación del FNA 1224/58 que exige a quien ocupe el máximo cargo ejecutivo de la institución, que posea sobrada experiencia en bancos y finanzas. Esto no es antojadizo, puesto que el FNA funciona como una entidad financiera. Pero esto tampoco fue un impedimento para la designación de la arquitecta Saiegh, ya que presentó un papel de reconocida entidad financiera certificando haber hecho un curso en finanzas. Un papelón! Es tan bochornoso el asunto, que según fuentes del Ministerio, se negaban a aceptar esta designación, pero el acuerdo político tuvo mas peso que desatender el mandato de una norma dictada por el Congreso de la Nación como es el Decreto Ley de creación del FNA 1224/58. La misma fuente ministerial deja trascender las pruebas del bochorno y apela a que la designación sea impugnada inmediatamente por irregular, insoportable y bochornosa, una falta de respeto a su historia, a su prestigio y a la comunidad artística y que el gobierno designe en el cargo de presidente del Fondo de las Artes a una persona que reúna los requisitos que manda la ley. Para ser un país mejor hay que respetar las instituciones, las normas y las personas, entre otras. Podemos darle lo comandos de un avión a una persona por el sólo hecho de decir que es piloto o le vamos a exigir lo que manda la ley? Seamos serios!

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL CORONAVIRUS EN EL CONO SUR