ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JORSUEDE

Rodrigo:

El cacerolazo sonó fuerte en mi barrio.

No creo que la gente sea tan pelotuda de cacerolear por una mera reducción salarial de los funcionarios de turno. Y menos aún agitar la essen por Techint. Cualquier comerciante o PYME sabe bien como distorsiona Rocca el mercado poniendo los precios que se le cantan las pelotas y que, a diferencia de cualquier mortal, el poderoso tano consigue al toque una audiencia con un Ministro (nunca menos) del gobierno que sea y además habla de igual a igual.

Esta cuarentena que pinta sine die ha alterado toda sensación de estabilidad. La emocional, la familiar, la económica, la social.

La reacción cacerolera apunta, creo, contra ese elenco estable de personas que conforman la casta política que excede a ministros y funcionarios politicos. Me refiero a familias completas trabajando en el Estado, desde los más ratas a nivel municipal u organismos de segundo orden, a los más chetos ocupando puestos en la justicia y el servicio diplomático. Una clase parásita –en el mejor sentido de la palabra- que se garantiza su propia estabilidad y la de sus descendientes mediante nepotismo. Y que tienen siempre asegurado el peculio por más jodido que se ponga el panorama en el país.

Miles de puestos cooptados por bellos seres que por la tarde y después de un trabajo aburrido e improductivo en los que no despliegan vocación alguna y menos aún sentido de servicio público llenan talleres de artesanías, literatura, gimnasios, clubes y otras boludeces. O peor!!! Salen a lucir que son profesionales independientes (¡pero con el básico y la olla garantizados a cargo del estado!!!) y ocultando que meten cuatro horitas en el Estado a la mañana por un sueldo.

Alguna vez se tiene que revelar que el grueso de los muertos (en el mejor sentido de la palabra) que viven en Palermo, Barrio Norte dependen del Estado sea por pasividad o pseudo actividad???

Yo creo que cuando se dice “contra los políticos” no se apunta al sueldo de Gines, sino a ese estrato conformado por gente que se hacen –cada vez más- los boludos a la hora decir donde trabajan!!! Y más aún si el tema laboral sale en el aeropuerto de Ezeiza u un centro vacacional en el exterior.

El llamado parece ser, si vamos a surfearla, la surfeamos todos.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL CORONAVIRUS EN CHILE