ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LYANNA NAKAMO

A propósito de todo esto, comparto otro texto de “La Batalla Cultural”:

Mientras distraen con el humo del “sueldo de los políticos” —aunque no son “políticos” ni cobran “sueldos”— para que la gilada cacerolee en el balcón, van ocultando al que no quiere perder.

El presidente Fernández no está avanzando sobre estos hijos de puta con la velocidad y la intensidad que nos gustaría, pero tampoco es cierto que se equivocó cuando dijo aquello de “muchachos, les tocó la hora de ganar menos”. Lo que dijo está bien y no, no estuvo dirigido a vos, empresario pyme del mediopelo. Estuvo dirigido a estos muchachos, como estos del Grupo Mirgor que es Nicolás Caputo.

El error está en boquear contra los Caputo y los Rocca sin darles el mazazo. El mazazo tiene que venir primero, porque si uno les grita les está dando tiempo para que reaccionen y activen la bronca del mediopelaje a través de los medios de difusión. Es así cómo toda nuestra clase media se está peinando, aunque no sale en la foto. Nuestra clase media se tomó a pecho lo de “muchachos, les tocó la hora de ganar menos”.

Eso no estaba dirigido a nuestra clase media, pero los medios dijeron que sí y ahora el mediopelaje está caliente, caceroleando y exigiendo que recorten el “sueldo de los políticos”. Entonces no hay que amenazar a los ricos: hay que ir de una y desposeerlos sin anunciar nada. Ya habrá tiempo para decirlo.

Reiteramos lo dicho ayer: la crisis otorga la suma del poder público, pero temporalmente. Hay que aprovechar la coyuntura para avanzar sobre quienes concentran la riqueza en nuestro país y desposeerlos, sí, hacerlos mierda. Y tiene que ser ya, porque la coyuntura dura poco.

Si dejamos pasar esta oportunidad, es probable que no tengamos otra en el mediano y hasta en el largo plazo. Y podemos llegar a tener un problema serio, podemos pasar de tener un gobierno aceptado por ambos lados de la “grieta” a tener un gobierno rechazado por todos. Rechazado por el mediopelaje que se siente ofendido en su susceptibilidad goripobre (la que se hace cargo de las ofensas a los ricos, pero sin serlo) y rechazado por los sectores populares por inoperante.

Hay que cazar el ratón ya, mientras es de noche. Cuando salga el sol en el horizonte va a ser tarde. Y no hay que dar aviso: hay que caerles con todo y de sorpresa, que no tengan tiempo para reaccionar.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA