La primer voz que se escucho en el espacio exterior el 12 de abril de 1961 fue la de la cantante y actriz argentina Lolita Torres.

En 1954 se estrena en Argentina la película “La edad del amor” cuya protagonista era una cantante devenida en actriz llamada Beatriz Mariana Torres Iriarte, mas conocida como Lolita Torres. Las copias de este film deambularon por varios países de habla hispana e increíblemente por la Unión Soviética. Inexplicablemente “La edad del amor” fue un éxito. Las películas soviéticas se diferenciaban mucho de las comedias musicales argentinas. Ahí cayó Lolita, pateando puertas, cantando contenta, siempre feliz y querida por todos. El pueblo ruso la amó de inmediato, por ello se estrenaron todas sus películas y se comercializaron todos sus discos. Las mujeres les decían “Lolita” a sus hijas y los jóvenes soviéticos soñaban con una mujer así. Uno de sus mas grandes admiradores era un joven piloto militar de Oremburgo llamado Yuri Gagarin. Cuando este se convirtió en el primer hombre en ver la tierra desde el espacio y por ende en una celebridad, Lolita supo de su existencia, pero no estaba preparada para lo que pasó luego de su proeza. En 1962 es invitada a la embajada de la URSS en Buenos Aires, allí le hacen entrega de una carta de puño y letra del mismísimo Yuri. En la misiva le expresaba toda su admiración y le solicitaba una foto autografiada. Lolita sorprendida y honrada le envía la foto solicitada y le pide lo mismo, una foto del gran héroe. La respuesta de Yuri hizo temblar las piernas de Beatriz, “-Querida Lolita, no soy ningún héroe, soy su fan número uno”. Yuri tenía la necesidad de contarle algo que ella y el mundo ignoraban. En una segunda carta le cuenta que durante el entrenamiento que lo convirtió en cosmonauta pasaba horas escuchando sus canciones hasta memorizarlas. Cuando en 1961 realizó el histórico vuelo que lo convirtió en el primer hombre en el espacio sus canciones explotaban en su corazón y no pudo evitar tararearlas. Por esto Yuri aseguraba que Lolita era la primera cantante en llegar al espacio. Al año siguiente fue invitada al Festival de Cine de Moscú. El día de apertura, mientras respondía preguntas, se sacaba fotos y comía algún que otro canapé, ve entrar al salón a un hombre muy elegante que le parecía familiar. Yuri esquivó a todos los que querían saludarlo, abriendo un surco en el piso del salón avanzó hasta donde estaba Lolita. Sin registrar que a su lado estaba su flamante pareja Julio César Caccia, tomó la mano de Lolita, inclinó levemente su cabeza y le dijo en perfecto castellano “-Es un honor”. Lolita petrificada apenas pudo balbucear unas palabras, cuando el encuentro terminó sin pensar lo que hacía le dijo a su segundo esposo “-Es un churro bárbaro”.

Recuerdos de Lolita Torres:

“En 1962, con la mediación de la Embajada soviética en Argentina, recibí una carta de Yuri Gagarin, el primer astronauta en volar alrededor de la Tierra. En esta carta, se hizo llamar mi fan y me pidió mi foto autografiada. No podía creerlo y me sentí avergonzada de recibir esa carta de un héroe de clase mundial. Expresé esto en mi carta, enviándole mi foto y pidiéndole, a su vez, que me enviara la suya. Cuando hice esto, recibí una respuesta que nunca olvidaré: “No soy un héroe. Solo soy tu admirador No. 1 “. En esta carta, también me escribió que durante el período preparatorio y la capacitación requerida para completar el vuelo, escuchó muchos de mis registros. Terminó la carta con tal conclusión, que me emocionó hasta el fondo: “Por lo tanto, la primera música que salió al espacio exterior, la que sonó en mi cabeza y en mi corazón. Esa es tu voz”.

“Tuve el honor de estrecharle la mano un año después de este intercambio de cartas, cuando nos presentaron en el Festival de Cine de Moscú”.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA