ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ROMA

Leí a Roberto Jacoby criticando desde su púlpito virtual a los artistas que crean en relación a la cuarentena y el virus cómo si fuesen oportunistas en búsqueda de atención. ¿Qué son sus remeras “Yo tengo sida” sino un uso oportunista de la enfermedad? No le creo nada a Jacoby, y que se posicione como guardián de la moral progresista no hace más que confirmar sus credenciales autoritarias. ¿Cuál es su real virtud cómo artista? ¿Sublimar remeras y colgar frases irónicas o polémicas en las paredes? Me parece que él es un gran oportunista y lobbista institucional y que critique a otros por serlo habla de su doble moral y falta de honestidad.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL CORONAVIRUS DESDE LA PERSPECTIVA DEL HIV