ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARIA TERESA RUPPERT

A mi el diez por ciento de la obra de Pablo Suarez me gusta. Pero claro hay obra para museos, que uno puede apreciar pero nunca se llevaría a su casa, obra para pensar y otra que es para disfrutar y convivir con ella. Era un artista muy capaz , ayudante de Antonio Berni, que eligió igual que Marcia Schvartz expresarse críticamente a través de recursos grotescos.

Personalmente estaba en el Museo de Bellas Artes cuando presentaron la obra del personaje agarrado de las manijas del subterráneo y lo recuerdo muy particularmente porque recorría la muestra con un señor a quien apenas conocía (amigo de una migo que se había apartado brevemente para mirar otras obras)y al llegar a la obra de Suarez sufrió un impacto tan grande y se impresionó tanto que cayó a mi lado como fulminado por un rayo, fue un revuelo y varias personas me ayudaron a levantarlo. D

espués su amigo que apareció a ayudar relató que un mes antes el señor había perdido su único hijo atropellado por un tren mientras cruzaba las vías, o sea que nunca podré olvidar esa obra mientras viva.

SI NO VISTE LA PASTELA DEDICADA A PABLO SUAREZ, ESTA ES TU OPORTUNIDAD