ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JORGE NERICO

El tipo ése había pintado horriblemente unos vagones de un trencito que andaba en la línea Sarmiento, creo que eran los de aquel servicio Castelar-Pto. Madero. Tan mala era la calidad de la pintura que había usado, que se descascaraba y contrastaba el bordeau de TBA abajo del azul-celeste que predominaba en su “obra”. Ésa era su presencia recurrente por esos años, aparte de los 2 ó 3 segundos de imagen suya “trabajando” que le dedicaban todas las medianoches en ATC, en un patético clip de imágenes alegóricas de la Argentina, cuando pasaban el himno…

Mucho peor era su paracer acerca de los homosexuales: directamente le parecía mal que hubiéramos muchos. Le molestaba que fueran a su “restaurant”, en el que cobraba cualquier precio altísimo por cualquier plato “de autor”. Andaba siempre con una copa de tinto en la mano y especulando con su look “artista-científico loco”.
O sea, todo una mierda.

Ya, del hijo funcionario PRO ni me gasto en pensar, siquiera.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES CON LEONOR SILVESTRI