ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SABATEZ

Es bueno saber que los equipamientos ya están. Eso tranquiliza, respecto al postergadísimo y prometido “pico”, que tarda más en llegar que “Chinese democracy” de los Guns ‘n’ Roses…

La cuarentena en Argentina fue estirándose cada quince días porque no se le podía decir a la sociedad que estaría dos meses encerrada. Y uno de los argumentos para la extensión fue “darles tiempo” para que preparen el sistema sanitario frente a un posible pico.

Los números actuales en materia contagio dan bien (muy entrecomillado esto, para no desestimar a quienes se contagiaron, ni apostar a que el número es real, porque no se hicieron tests), y el sistema sanitario parecería preparado.

Habrá gente que necesita sí o sí ir al hospital. De seguro hubo fallecidxs por complicaciones de salud ajenas al bicho masivo, y que no pudieron operarse o tratarse por las políticas de encierro y prioridad en alojar contagiadxs. Y otras personas que están aguardando. Conozco a alguien que tenía programada una operación importante vinculada a un cáncer, y está ahí, esperando…

Ojalá las obras realizadas perduren y encuentren su adaptación para otros tratamientos médicos. Quizás, de manera forzada, se invirtió en infraestructura de salud como nunca, y le aporta al castigado sistema.

(Paréntesis: si “nos pidieron” tiempo para acondicionar el sistema de salud, y digamos que eso ya se consiguió… ¿significa que podemos recuperar nuestra libertad de tránsito?)

EL LANPOCAST DE ESTA SEMANA ES CON LEONOR SILVESTRI