ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARTINA

Esto desnuda la falsedad e hipocresía de las parejas que quieren y no pueden tener hijos. Habiendo tantos nenes desamparados en orfanatos, es necesario subrogar un vientre?? Pero claro, los rubiecitos y rubiecitas ucranianas son más vistosos. Garantía de ojos claros y tez blanca. No dista para nada de lo que faranduleros como Flavio Mendoza que a su hijo lo llamó pretensiosamente “Dionisio”, o Marley o Luciana Salazar. Para ellos, el hijo es una prolongación narcisista de si mismos. Ahí no hay un verdadero deseo de ser madre o padre, como algo genuino, sino que ese bebé es solo un producto, una imagen para mostrar y mostrarse.

La venta de bebés ucranianos es lisa y llanamente tráfico de personas. Es extraño que Naciones Unidas no se pronuncie acerca de esto. Es parte de los d.d.. h.h. también, el derecho de tener una identidad, de no estar esperando en un estante, en una suerte de limbo. Nadie pide nacer, pero estas criaturas mucho menos. Los vacíos legales son el caldo de cultivo para que alguien haga dinero comerciando con vidas humanas. Si querés ser padre o madre realmente, no vas a elegir a tu hijo/a en una góndola, vas y te pones en una lista, hacés mérito y te interiorizas de las historias de los chicos abandonados, te comprometes con alguna, para finalmente formar la familia que añoras.

Al único que respeto del ambiente es a Jorge Rial, porque defendió a sus hijas siempre, incluso cuando alguna de ellas le dió la espalda. Eso es verdadero amor incondicional. El resto es solo vanidad. Ojo, no quiere decir que no les den una buena vida rodeada de cariño. Pero eso lo dejás para un perro o gato, no para un ser humano, con todos sus derechos, que en estos casos son absolutamente vulnerados y pisoteados.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES CON Leonor Silvestri