ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MARTITA

En el caso de Marley es evidente que explota al chico. Lo más triste es que (hablando de robar) le robo la infancia. Ese nene no actúa con naturalidad, no es un niño con gestos espontáneos, se ríe falso y sabe que está actuando. El tarado del padre lo persigue con una cámara esperando gestos para vender. No es la abuela festejando la monería del nieto, es un idiota viendo que gesto del nene puede comercializar. Esperemos unos años y veremos al niño viejo. Una ley por aquí por favor.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA