ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

El niño no lo decidió. Le corresponde pasar tiempo con su padre, aún en cuarentena. Y como le dije al comentarista, no sean mala leche. Ella está viviendo algo muy común, incluso en padres que viven juntos. Las marcas de género existen y por eso es que puede identificarse la disforia de género. A cierta edad, un niño prefiere al padre, más si el padre es deportista, más si en su casa hay todo tipo de implementos deportivos y electrónicos. Y toda madre se siente desplazada, sobre todo si se trata de su único hijo. Eso no significa que el niño quiera más a un padre que a otro. Es la cotidianidad de la crianza: en unas edades los hijos son básicamente de las madres, en otras de los padres. El niño que quiere y comparte a ambos padres en el mismo porcentaje no existe. Eso es una idealidad. Hay momentos y en esos momentos hay amor para ambos. Y los padres, me refiero a ambos, tienen que aprender a manejar su instinto posesivo, si no quieren crear conflictos realmente graves.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES CON Leonor Silvestri