ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MORENO

Pero es cierto que nos quiere mostrar que él sabe lo que es auténtico y fidedigno. No busca solo lujo y bienestar.

El Chateau Libertador o el de Puerto Madero quizá le ofrezcan más comodidades ya que tienen buenos amenities pero él sabe que son engendros arquitectónicos. Rebuscados y pretenciosos que intentan asemejarse a los edificios franceses pero de forma monstruosa en las proporciones. Los edificios de Paris no superan los cinco pisos.No son para él. Además se toparía con Wanda Nara o Flor de la V como vecinas, un horror!

Su afán de ser un señor de clase, que vive en edificios notables, coleccionista de arte y que viste con cierto exotismo y elegancia lo llevó a tirar su magnífica profesión de periodista al tacho para pasar a ser un operador mediático.

Es probable que haya querido ser siempre un nuevo Jorge Romero Brest pero entonces le erró el vizcachazo de entrada.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA