ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JUSTICIA NO DIVINA

Son la Pelayo Diaz y la trepadora de la Andy McDougall, la Pelayo no se da cuenta que midiendo apenas 1.60 tiene que dejar de inflarse o va a quedar como Bob Esponja.

A esta enana caza fortunas de Pelayo la conocí en España a través de unos amigos en común hace ya un par de años. En esa época era cuando lo vivía a su novio David Delfín que era un diseñador muy conocido allá. Al flaco que en paz descanse lo humillaba y psicopateaba para sacarle dinero y ahora el karma de la vida se lo devuelve habiéndose casado con un vividor como la McDougall.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES CON Leonor Silvestri