ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ELOY

Lo que el bloqueo de Villa Azul puso en relieve con más fuerza y claridad es el apartheid que se vive en la Argentina donde una gran parte de su población vive en villas miseria de las que apenas sale para poder trabajar en condiciones hiper precarias o para delinquir y cartonear… El acceso a cines, museos, bares y restaurantes, teatros, y demás ocios está absolutamente vedado a esa gente no sólo por una cuestión económica sino también cultural que les niega la posibilidad de ser parte, incluso muchos prefieren no ir al centro de las ciudades porque saben que ahí son carne de cañón para los controles abusivos de la policía por portación de rostro… En la Argentina todo su sistema cultural ignora deliberadamente la realidad de esas millones de personas que en este contexto de pandemia recrudece aún más.. Mientras el Cervantes publica charlas con dramaturgos que hablan cómo si viviesen en Luxemburgo con sus abultadas bibliotecas de fondo y algunos artistas plásticos muestran sus talleres o hacen performance desde su casa bajo el comfort institucional hay muchísima gente que la está pasando desde hace mucho tiempo muy mal y que encima ahora corre el riesgo de morir en la absoluta humillación estatal y social.. Gombrowicz fue un escritor polaco genial y vivió muchos años en la Argentina, en sus diarios da cuenta de algo que es sintómatico de nuestra cultura, dice que Borges, Silvina Ocampo y Bioy Casares son muy buenos escritores pero hablan y escriben cómo si viviesen en la luna más que en Argentina.. Ese aislamiento de la realidad, o “distanciamiento social” no hace más que profundizar la esquizofrenia de un país que no sólo no se da cuenta que no es europeo sino que más de la mitad de su población es invisibilizada y vive en la ignominia..

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES SOBRE LA VILLA AZUL