Este blog no sería lo que es sí no realiza una aproximación crítica de aquello qué le gusta. Nacho Joyas viene aportando una mirada alternativa de lo gay y si se quiere más cercana a lo que este blog viene planteando (aunque basicamente no coincidamos) que se diferencia de la de los modelos homonormativos de lo gay como los planteado, por ejemplo, por ese rango de homosexuales que van desde Flavio Mendoza y su hijo albino hasta la militancia kirchnerista de Alex Freyre y la normalizacion subsidiada. Además se plantea como diferente de esas visiones estetizadas y palermitanas de la deriva perlongheriana.

Los halagos al vídeo de puto inadaptado en el que se transforma a Kuka, el colectivero travesti, en una suerte de anti-heroína se basaron fundamentalmente en el modo en el que se contrasta su realidad de auténtica conformidad con la queja de travestis y transexuales famosos como Flor de la V  que no hacen otra cosa que transformar el privilegio en queja y la queja en activismo. A Mauricio Corbalán este video le gustó en especial cuando Kuka cuenta que la mayor herencia que le dejó su padre fue la enseñanza de no ser fanático de nada porque justamente la posibilidad de atravesar la vida y de poder elegir sin la presión de la identidad sino con la pasión es un problema del argentino. En Argentina, si uno no es pasional pareciera que no tiene idenitidad lo que define un esencialismo argentino que siempre lleva al fanatismo. Para Corbalán y para Joyas, Kuka vendría a representar un maravilloso ejemplo de Conurbano antiesencialista.

El problema, si uno tiene que señalar uno, radica en el tratamiento que hace Joyas de Kuka a quien incorpora en un esquema tradicional y hasta burgués correspondiente al realismo del siglo 19 lo que en terminos de narrativa obedece a los criterios de la tragedia aristotélica en la que siempre hay un héroe con el que el espectador puede identificarse para hacer catarsis. Dicho de otro modo, el mensaje parece ser que todos argentinos estamos en la miseria, todos tenemos que conformarnos con lo que tenemos y seguir adelante es planteado como la mayor virtud ‘antiesencialista’.  El problema con eso es que Kuka no es un héroe sino una víctima por mas que Joyas se esfuerce en decir lo contrario (esto es análogo al que dice que una prostituta es una feminista empoderada olvidandose que en realidad está en el frente de batalla como el eslabón más fragil de la cadena alimenticia) y lo que el video está legitimando no es a ella sino al orden social al punto de peligrar caer en una glamorizacion de la marginalidad para acabar no haciendo nada con eso. Lo peligroso de este discurso es lo atractivo y que ademas viene envuelto de una patina de emocion que, a veces, bordea en el sentimentalismo y nos hace olvidar que el cambio social no solo viene del repliegue ya que si de repliegue hablamos este tiene que ser a lo Perlongher, osea, desafiando las instituciones heterosexuales: la familia, el futuro productivo, el sexo seguro posiblemente y la pareja gay (que convengamos, como decía Urdapilleta, que es una ‘grasada’). J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA