Banksy, el artista callejero de origen británico, propuso hoy reflotar una estatua de un diputado y comerciante de esclavos que vivió hace cuatro siglos y que fue arrojada al río durante recientes protestas contra el racismo en la ciudad inglesa de Bristol, volverla a su pedestal y construir estatuas de manifestantes en el momento en que la derriban.

“¿Qué deberíamos hacer con el pedestal vacío en medio de Bristol?”, se preguntó el artista, famoso por su misteriosa identidad, sobre la estatua de Edward Colston, lanzada al río Avon en esa localidad del suroeste de Inglaterra el fin se semana durante protestas desatadas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía en Estados Unidos.

“Aquí va una idea, que sirve tanto para los que extrañan la estatua de Colston, como para aquellos que no. La sacamos del agua, la ponemos de nuevo en el pedestal, le atamos un cable al cuello y encargamos unas estatuas de bronce de tamaño natural de los manifestantes en el acto de derribarlo. Todos felices. Se conmemora un famoso día”, escribió.

La caída de la estatua de Colston se convirtió en un símbolo de la reciente ola de protestas de los movimientos anti racistas del Reino Unido, originadas por la muerte de Floyd en la ciudad de Minneapolis el 25 de mayo pasado.

La actitud de los manifestantes fue elogiada por algunos como un reconocimiento tardío del pasado imperialista de Inglaterra, lo que provocó un debate a nivel nacional sobre los monumentos más cuestionados como el de Colston.

Ayer, miles de estudiantes de la Universidad de Oxford se movilizaron con el objetivo de remover la estatua de Cecil Rhodes, ​un empresario, colonizador y político británico, defensor de la colonización, ubicada en uno de los edificios de la ciudad.

Mientras que otra estatua del propietario de esclavos Robert Milligan que se encontraba en las afueras del Museo de los Docklands, en Londres, fue retirada con una enorme grúa, mientras un grupo de personas aplaudía.

Antes de ser retirada, la estatua de Milligan -un prominente comerciante de esclavos británico, propietario de dos plantaciones de azúcar y 526 esclavos en Jamaica- fue cubierta con una manta y un cartel de “Black Lives Matter”,el movimiento contra la discriminación y la violencia contra los afroamericanos nacido en Estados Unidos y cara visible del reclamo por Floyd.

El alcalde de Bristol, Marvin Rees, dijo hoy que la estatua de Colston será recuperada del puerto, donde fue abandonada el domingo por los manifestantes contra el racismo, pero sostuvo que todavía no se ha tomado una decisión sobre su futuro.

“Hay cada vez hay más sugerencias para que la estatua sea reemplazada”, contó Rees.

Dijo que esto será parte de un debate de la ciudad y contó que hubo muchos llamados sugiriendo ideas para que otra gente sea puesta allí.

En ese sentido, el alcalde de Bristol hizo referencia a la propuesta de Banksy como una de las ideas enviadas entre muchas otras más.

Adelantó que pedirá a los historiadores y académicos que realicen un estudio detallado de todos los monumentos y sitios vinculados al comercio de esclavos para dar un debate en toda la ciudad sobre su futuro.

Aclaró que esto “está lejos de la política, lejos del oportunismo y se trata de ser intelectualmente coherente”.

Esta semana el alcalde de Londres, Sadiq Kahn, fue el primero dirigente británico en proponer una revisión de todos los monumentos de la capital, incluidos los nombres de las calles, edificios públicos y las placas, para garantizar que reflejen la diversidad y eliminar a aquellos que tienen vínculos con la esclavitud.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES CON DOLORES DE ARGENTINA QUIEN RENUNCIÓ AL PREMIO ITAU