ESTE NO ES MIO SINO DE LJO

A ver, Lufthansa le pidió rescate al gobierno alemán por la pandemia y el gobierno alemán la rescató, pero pidió a cambio el 20% de la empresa. Eso para La Nación y Clarín fue positivo, ahora insisten en hacernos creer que no son situaciones similares. Lo similar es que el Estado Nacional no debería invertir dinero a manos llenas en una empresa y dejarla en manos de los mismos que la arruinaron. Luego esta misma gente se queja de los subsidios para la gente pobre, cuando ellos están pidiendo lo mismo y hasta peor. El sueldo de mayo de los empleados de “Vicentico” lo pagó el Estado a través de ATP y los dueños fueron tan garcas que pagaron primero los sueldos más altos en jerarquía, mientras a los obreros solo les pagó el 65%. Esos mismos obreros ahora participan en la marcha, pero al mismo tiempo le piden al EStado que les siga pagando el sueldo. ¿A qué estamos jugando? ¿Por qué el resto de la sociedad tiene que permitir tantas prebendas?

Yo del Estado no pago sueldos, ni hago intervención alguna. Me arreglo directamente con el grupo de bancos internacionales a los que Vicentín le debe una suma casi tan grande como la que le debe al Banco Nación. Les digo: paguenme a mí o condonen mi deuda, a cambio les dejo abierta la posibilidad de quedarse con la empresa. Echen a los empleados que quieran. Así se arreglan las cosas en las economías capitalistas que tanto añoran.

Pasa que el gobierno no lo va a hacer, porque ahí adentro hay varios que manejan el discurso de la soberanía alimentaria y no quieren que disminuya la producción de cereales, menos en este momento. Pero bueno, yo me los jodía a todos: señores bancos, si ustedes me garantizan que se mantienen la producción alimentaria, hagan con esa empresa lo que quieran.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES CON DOLORES DE ARGENTINA Y SU RENUNCIA AL JURADO DEL PREMIO ITAU FRENTE A LA DECISIÓN DE ESTE BANCO DE NO ACTUALIZAR EL VALOR DE LOS PREMIOS AUN EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS