ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE CARLITOS

Tan esenciales o capaces como el Mago sin Dientes. Los medios de comunicación tradicionales, tal como los conocíamos, ya no existen. Hace años que el sistema los torpedeo desde adentro. No sólo agudizando las tretas de la libre empresa (porque siempre los manejaron como tales y jamás como servicios públicos) y disparando sistemáticamente contra la prensa libre como bastión del sistema democrático, una y mil veces. Y todo perpetrado desde adentro. Dejando que el poder de turno te marque la agenda y los títulos del día, alimentando el ego de un grupejo, que como cartuchos de dinamita, fueron estratégicamente ubicados en redacciones, salas de radio o plató. Pero ese es otro debate.
En lo que respecta a esa fauna que puebla los medios de la mano de personajes como DéLia o Parodi, podés carecer de una gran formación.

Y es que para trabajar en los medios de este país la única especialización que necesitas es el MPT (“Master Tiragomas Program”). Sólo tenés que ponerte frente al televisor y quedarte cinco minutos para que te limen el cerebro con el porongavirus de la Franchesse, con preguntas intrascendentes de María Laura Santillán que hasta hubiesen ruborizado a “María Elena Rinaldi” (aquel mítico personaje de Fernando Peña).

En este circo en el que se han convertido la política y la vida cotidiana, estos adocenados sólo son los tramoyistas y nosotros los boludos que los convertimos en “celebrities”, cuando no podrían hacer carrera ni en un cabaret. Pruebas, y contundentes, son los que sobran.
Hoy está en auge “Pirincho” Majul pero el Gordo La Nata (sustancia grasa si las hay), hace rato que se sinceró. Fue cuando se afilió al Sindicato de Artistas de Variedades (Mis respetos a José Marrone, su fundador), cuando se hizo primera figura de un teatro de revistas, al poco tiempo de dejar de responder a Alberto Kohan, puesto al que llegó de la mano de la ahora fanática de los rompecabezas y Diputada. Habría que preguntarse por qué el kirchnerismo le dio vida, si acabarlo a La Nata, era más fácil que robarle la cartera a un jubilado.

En la otra esquina del ring, ahí tenés a La Gata Silvestre, Quien terminó el MTP con puntaje ideal. Es tan efectivo en C5N con el kirchnerismo como lo fue al magnetismo cuando era primera figura en “A dos sobres” (la rebautización de “A dos voces” le corresponde a Hugo Moyano y él sabrá por qué lo dice).

Estos impresentables pasaron de “Todos somos Cabezas”, al “Todo somo cabeza…”, sin paradas intermedias, aunque la tentación de cerrar las emisiones de Roberto Navarro (otro amante del Filo…sofo don dinero), Novargaysoy o La Fantino con un “Todos somos Gómez Fuentes”, es en esta cuarentena, demasiado grande.