ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MORENO

A Carlos Pedro le gustaba recibir en la La Torcaza (Lomas de San Isidro) que los invitados fueran llegando y realizaran una visita guiada por el predio construido con ladrillo por fuera y el interior en mármol. El concepto principal de la Torcaza es el mármol. En distintos tonos proveniente de diferentes lugares del mundo. En el sótano existe casi una cantera para levantar otra casa.

Está concebida como una obra de protesta contra la cultura de lo descartable.

No es una vivienda, es un espacio solo para recepciones que se alza en un terreno de mas de 20.000m2.

Antes de servir el almuerzo en el Salón de los leones Medici, los invitados eran convidados con un aperitivo en el bar y en ese momento hacía su aparición triunfal el doctor, al que se lo recibía con aplausos.

Con Carlos Pedro ya instalado en un sillón del Salón Flora, entraba en escena Cristina. Ella estaba desde el comienzo, pero previo paso por una casa cercana (que sólo usaba para cambiarse, maquillarse y calentar la gola), y deleitaba a todos con sus cantos líricos.

El menú podía consistir en langostinos grillados con azafrán, faisán con gratin de papas y marjolaine de crema de café y avellanas.

Y por último café y un paseo por El Parque de esculturas.