ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE NORMAN BATES

Esto es una pavada y me suena a cortina de humo para intentar frenar una inevitable pesadilla en puerta. Tras la detención de Ghislaine Maxwell, al principe pedófilo de Andrew (al que por ahora lo tienen bien escondo) se le viene la noche, el huracán y el tsunami, todo junto y por efecto transitivo, muy posiblemente a toda la familia real.