El lenguaje policial de esta manifestante no sorprende y me hace descreer de cualquier reivindicación que considere propia.

 

ah bue

 

Los guantes de la vieja de Recoleta son un poco demasiado. Además la referencia al levántate y lucha sosteniendo la bandera enfundada en colores tono mierda o directamente negro como para celebrar el fin de la vida. A esta gente el Covid es lo mejor que les pasó y están enojados de que no haya más muertos.

Los pantalones son todo. Una pregunta se me antoja… esta mujer confeccionó ese traje esa misma o lo compro en una casa de disfraces?

 

Muestra itinerante de Scafati patrocinada por el hiperingenioso ‘arte en balcones’ de Ama Amoedo.

 

Lo bueno del cartel es su perfil claramente democrático y como el dueño de ese auto vincula desarrollo con avance militar. Ah pará pará… esto ya lo vivimos en 1955, 1966, 1976.

 

Bueno el pueblo lo que se dice el pueblo no estaría tan seguro…

 

Una de las cosas que me llaman profundamente la atención de estas marchas es la adicción por la textualidad que tiene esta gente y su falta de síntesis al momento de construir mensajes visuales.

 

Es interesante que la palabra cómplice sea la palabra remarcada en ese tipo de mensaje porque lo que creo que está ocurriendo aquí es que el dueño del auto está proyectando su propia complicidad en los pasados dictatoriales a la complicidad de un pueblo en un sistema democrático que vota a líderes políticos.

 

Es todo muy tren fantasma. Las dos K remarcadas que invitan a una asociación con el Kkklan y los bordes manchados de color rojo simulando sangre son un poco mucho. Hasta ahora lo que me llama profundamente la atención es la asociación entre la imaginería y las palabras con el pasado militar y antidemocrático. Esta gente obviamente se va el amor por el autoritarismo muy a flor de piel.profundamente la atención es la asociación entre la imaginería y las palabras con el pasado antidemocrático. Esta gente obviamente se va el amor por el autoritarismo muy a flor de piel.