ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MIGUEL ALEJANDRO

Hará un par de años, mientras volvía por Resistencia camino a Corrientes, tuve que pasar por el control de alcoholemia de rigor instalado previo al puente que une ambas provincias. Fue así, que soplé el artefacto dándome negativo, ya que no había tomado nada.

A la encargada de hacerme el control no le gustó que me haya dado negativo, lo cual me manifestó, ya que creía que yo era culpable, teniendo que repetir dicho control de alcoholemia dos veces más.

Esa y otras situaciones más vividas en el Chaco, como una vez que paré a hacer una pregunta en un control que iba por un camino alternativo, ya que el principal estaba cerrado por un corte, y el policía automáticamente me hizo abrir el baúl, me hizo darme cuenta que la policía y los agentes de tránsito chaqueños eran mega fascistas, y que vivían en una casa de brujas constante, esto es: intentando que de alguna forma uno sea culpable de algo. En resumen: si no logro incriminarte es porque no he hurgado lo suficiente maldito delincuente.

Pasado unos años, como es de público conocimiento, salió a la luz cuando un grupo de policías de Fontana golpeaban a una familia Wichi, y los acusaban de ser indios mal acostumbrados.

Ese incidente me hizo reflexionar acerca del porqué de tanta violencia, y tanta caza de brujas por parte de los integrantes de las instituciones chaqueñas. Actitud diametralmente opuesta a la de la policía correntina. En Corrientes si no hacés escándalo o bardo la policía no viene a buscar encontrarte culpable de algo.

Fue así, que me puse a investigar un poco logrando atar los siguientes cabos:

1) La policía del Chaco fue creada en el año 1953, siete años después de la segunda guerra mundial. El gobernador que creó la policía fue el primer gobernador del chaco, un justicialista, y todos sabemos que Perón apoyaba a Hitler y Mussolini, exilándose cuando fue echado por la revolución libertadora en España donde estaba Franco, aliado de Hitler y Mussolini, con su fascismo español.

2) Ciertos documentos ubican a Charata, una localidad del interior de Resistencia con fuerte inmigración alemana, como un lugar en el que se practicaba el nazismo. Habiendo fotos del intendente de Charata haciendo el saludo nazi allá por el año 1940.

3) En Resistencia hay un barrio toba, que es donde viven los indígenas tobas, lo cual me hace pensar: barrio toba= black guetto=guetto de Varsovia o lo que es lo mismo, el lugar en donde son alojados los indios tobas que no pudieron matar luego de despojarlos de sus tierras, como hicieron en la Alemania nazi con los judíos y sus bienes.

4) En Corrientes no hay un barrio guaraní, ya que la inmigración española se mezcló con los mismos y las mismas, razón por la cual la gente es más morocha comparada con la gente de Resistencia; que yo sepa nunca vi una pareja de un resistenciano con una toba, debe haber si, pero pareciera ser que se mezclan entre ellos, los de la inmigración europea; búlgara y alemana, tal y como sucede con los inmigrantes alemanes en el sur de Brasil, el estado de Rio grande do sul, que no se mezclan con un negro ni a palos. Cosa que pude confirmar hablando con un brasilero en Resistencia de origen alemán, que ponía cara de imposible cuando le pregunté si tenía sexo con negras, mientras decía algo así como no no no en portugués.

5) La policía de Fontana castigando a los indígenas al grito de indio malacostumbrado, muestra persecuciones a las minorías propia del fascismo.

6) Es muy probable que en el año 1953 cuando se fundó la policía chaqueña, los filo nazis que habían hinchado por Hitler en la segunda guerra mundial hayan pasado a formar parte de ella, escondiendo todo rastro que podía indicar que ellos eran nazis, para asi evitar ser reconocidos, siendo hoy en día muchos de los integrantes de la fuerza, nietos de filo nazis, razón por la cual se comportan como dobermans, dobermans: los perros de los nazis.

Para más información:

https://www.datachaco.com/abel-basti-presenta-su-libro-la-segunda-vida-hitler-resistencia-n133906