Los esfuerzos de Infobae por cubrir a la elite mediática son increíbles. Ahora le llegó el turno a Cande Tinelli quien hizo algo que, en condiciones normales, demandarían un poco de cuidado en el tratamiento porque ya tienen que ver con el hacerse daño a sí misma y no sólo eso sino presentarlo como glamorizado en sus redes sociales. No hay mucha diferencia entre la decisio de la hija de Tinelli de perforarse la lengua en su propia casa sin las condiciones indispensables de higiene y, por ejemplo, la anorexia como proceso mediante el cual el cuerpo se come a sí mismo.

Sin embargo Infobae, no tiene la mejor idea que iniciar su reporte con un parrafo en el que irresponsablemente encuadra el texto diciendo que es una de las influencers mas buscadas y que sus canciones son usadas para la promoción de sus marcas que como todos sabemos solo se venden por las razones que no menciono pero todos sabemos.

Pero la compulsión de esta muchacha es tal que no pudo esperar a que se levante la cuarentena ya no para tatuarse sino para performare la nariz y la lengua. Esta imagen fue posteada con el siguiente texto: ‘Yo me pongo en las redes para que me critiquen’. De algun modo, su exposicion va orientada a recibir el ataque y de alguna manera funciona para sentir algun tipo de dolor, casi analogo al que siente con la aguja con tinta o con el piercing. Sin embargo, el agujerearse su propia carne en la privacidad de su hogar con los riesgos a la salud que esto puede acarrear es llevar toda esta cuestión al siguiente nivel.

Tras cortar con su ultimo novio (y van…), declaro que esta de novia consigo misma y tal vez sea por eso que ya no ataca a nadie sino que ha comenzado a dañarse ella misma. El hecho de que lo haga publico transforma todo esto en el pedido de ayuda más largo que yo halla visto. El nivel de negación de su familia tiene que ser anestesiante para llegar a este nivel. Esa necesidad de marcarse para conmemorar momentos sin ninguna relevancia hacen que el vacío del presente se desplace hacia su pasado que tambien, ipso facto, se vuelve vacío. La situación de esta muchacha pasa de lo risible, a lo patético a lo doloroso para los que lo venimos viendo desde hace tanto tiempo. J A T