ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ohjuremosconplumasvivir!

EL MANCEBO TEJEDOR
MUHAMMAD BEN GALIB AL-RUSAFI DE VALENCIA, XII

Me decían, insistiendo en censurarme porque le amo:
“Si no te hubieses enamorado de un muchacho vil, de baja
condición…” Yo les contesté: Si yo pudiese mandar en mi amor,
tampoco le querría, pero ese poder no lo tengo. Le amo por sus
dientes como burbujas, por lo perfumado de su aliento, porque
sus labios son dulces y hechiceros sus párpados y sus ojos.
Es una pequeña gacela cuyos dedos no dejan de moverse
entre los hilos, como mi pensamiento al verlo se mueve siempre
entre galanterías. Sus dedos juguetean alegres con la lanzadera
sobre el telar, como juegan los días con la esperanza.
Oprimiendo la trama con sus manos o apretándola con sus pies,
parece un gamo que se debate preso entre redes.

LOL para la Roemmers poeta