ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MALAGUA

Caras es el sumum de la tilingeria decadente y grasa de esta sociedad aspiracional. sirve de corpus casi de manual para estudiar justamente su visión editorial y empresarial de los cuerpos de un tipo de mujer “idealizado” y siempre servil al placer del poder.

Más allá que sean gordas o flacas, tener “realeza” a estas alturas de la vida está taaaan out, ni el clan de sindicalistas se animó a tanto, eso de nacer en “cuna de oro”.