ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PIPO LANARTS

El otro día escuchaba a un vecino comentar que estaba tomando esos venenos licuados de Herbalife muy convencido de que lo hacían bajar de peso. (yo lo veo cada día más panzón)

El que escuchaba le aconsejó muy suelto de cachas que tome suplementos vitamínicos (Redoxón) para así “tener reservas en el organismo” (sic), así, tal cuál como si fuese nutricionista y hubiese tenido los resultados de los análisis de un paciente haciendo un diagnóstico así de oido.

No solo eso… terminó su “consejo” con un “yo también me voy a comprar.”

Tenía ganas de salir con el bate de beisbol para acomodarle el flequillo.

No hagan eso en sus casas sin antes consultar con un profesional idóneo.

No sólo van a gastar dinero al pedo. Lo que el organismo no necesita, lo elimina.