ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LOUISE LANE

En Argentina nadie quiere renunciar al rol de hacerse el sensible, para no tener que aparecer cuando las papas queman. Si no vayan a cualquier entierro, cada vez menos van menos. Siempre me acuerdo de una señora con mil años de antigüedad en la empresa. La ponian en todos los videos de fiestas de fin de año, como era bajita y de bajo nivel jerárquico, todos la “querían”. Se murió a dos meses de jubilarse, y al entierro no fue casi nadie. En Argentina siempre está de moda hacerse el sensible para no hacer nada. Nadie puede ver sangre,  todos son claustrofóbicos. Manga de inútiles.   Y ahora se ve clarito con el covid. Se supone que los que nos gobiernan son los “sensibles” pero no permiten ni un responso para los que tienen que despedir a sus muertos. Y todo este verso para tenernos encerrados y hacer las barbaridades que están haciendo, cuando son la tercer o cuarta generación de empleados públicos responsables de haber hecho mierda el sistema hospitalario y el sistema educativo, y todo todo todo, menos los puestitos de empleados públicos. Pero ellos y toda su casta cobrando sueldazos del estado, y siempre listos para hacerse los “sensibles”.  Vómito electrónico para todos los psicópatas disfrazados de  “sensibles”.