ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PAULA CONDE PARA CLARIN. MIS COMENTARIOS AL FINAL:

Apenas lanzado el concurso, se inició la polémica. El Fondo Nacional de las Artes anunció su certamen de letras –las postulaciones se aceptan entre el 30 de julio y el 3 de septiembre– con un detalle: las obras participantes de escritores o ilustradores de todo el país deberán circunscribirse a los géneros de Terror, Ciencia Ficción y Fantástico. En las redes sociales, Twitter en particular, se hicieron eco de la iniciativa y si bien muchos celebraron la osadía, otros tantos la cuestionaron.

La escritora Mariana Enriquez, una de las exponentes contemporáneas del género terror en el país y recientemente premiada en la Semana Negra de Gijón por Nuestra parte de noche, fue la impulsora de esta movida, afectada, como todos, por la pandemia de coronavirus​: “Circunstancias extrañas y excepcionales nos decidieron a organizar un concurso que fomente un género tradicionalmente relegado”, justificó Enriquez, hoy directora de Letras del Fondo Nacional de las Artes.

Y enseguida la cuestionaron: ¿por qué limitar la creatividad a un solo género? ¿cómo sería una poesía de terror? ¿por qué asumir que el género está relegado y entonces darle impulso dejando de lado otros? ¿No se excluye de esta manera otros géneros? Estas son algunas de las preguntas que circulan en la red del pajarito.

“Me parece un cambio de criterio que no se entiende –objeta la escritora y artista mendocina Cecilia Pavón–, por otro lado, en un momento de crisis para todo el sector de la cultura, cerrar tanto la posibilidad de presentarse a un concurso desde lo temático o género no me parece adecuado para una institución pública. La idea de género, en este caso, segmenta en vez de sumar”. Y remata: “Sigo sin entender cuál es la poesía de terror y ciencia ficción”.

En su cuenta de Twitter, Pavón fue más lejos: “¿Le agrego un par de aliens al libro de poema que ya tengo y pensaba mandar y es de ciencia ficción?” o “¿No vamos a hacer nada los poetas con la convocatoria del Fondo que excluye toda la poesía que no sea de género fantástico o de ciencia ficción? Es un chiste”, escribió.

“¿Restringirlo sólo a estos tres géneros? ¿Un concurso de ciencia ficción en medio de una pandemia? El concurso es como siempre, abierto a poesía y ensayo, pero sabemos de la primacía de la narrativa en estos tres géneros y el jurado está compuesto solo por narradores (todos excelentes autores del género) y un cineasta. Si hubiese, como todos los años, un concurso general y este aparte lo banco, pero así me parece excluyente y sobre todo muy conservador estéticamente y medio grave siendo que es un concurso nacional. Parece una pavada pero es naturalizar que el Estado argentino premie y destine fondos a que se escriba cierto tipo de literatura”, expresa en un hilo la usuaria @esther_piscore_

Consultada por Clarín, Enriquez explicó que su idea no es excluir géneros, sino por el contrario estimular aquellos que no suelen llegar a instancias finales de premios y que no están tan visibilizados “siendo géneros populares y troncales en la literatura: Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares​, Julio Cortázar, Samanta Schweblin, Liliana Bodoc, son todos autores que han escrito en género fantástico”.

Además, hizo hincapié en la “excepcionalidad” del concurso que corría el riesgo de no hacerse por la coyuntura también excepcionaly porque el Fondo está destinando esfuerzos a las Becas Sostener. “Era muy difícil a esta altura del año lanzar el concurso, en tan poco tiempo y con las becas en marcha. Me pareció que era un buen momento de estimular la regionalización y un género menos visibilizado. No me parece tan raro un premio de género, hay premios de Novela Negra, de Fantasy, es un premio excepcional ante la posibilidad cierta también de que no hubiese ninguno”, sostuvo.

A las críticas surgidas apenas se lanzó el concurso, la autora de La hermana menor y Las cosas que perdimos en el fuego respondió que ni el ensayo ni la poesía, por mencionar solo dos casos, están excluidos del certamen y, no sin cierta facilidad, tira algunas ideas: “Una lectura de El año del desierto, de Pedro Mairal, las distopías argentinas, la Ciencia Ficción argentina en Bioy Casares, el Informe sobre ciegos como texto de terror, la novela gótica en la Argentina, una biografía de Lovecraft, una mirada sobre Juan-Jacobo Bajarlía, diría que el ensayo es de los más sencillos en ese sentido”. ¿Y una poesía de terror? “Hay muchos ejemplos también: poesías distópicas de Sara Teasdale, de Jorge Teillier, de la Condesa Sangrienta”.

Y para llevar más calma a los cuestionamientos, refuerza el carácter “excepcional” del certamen, que premiará con hasta 150 mil pesos el primer puesto: “Es un concurso excepcional en un momento excepcional, el año que viene con los montos que se pueda se hará el concurso tradicional y yo veré de hacer algún concurso especial para estimular otra cosa, no se cambiaron las bases ni nada, es excepcional para cambiar un poco, me parece bueno que las instituciones puedan cambiar y permitirse excepciones y concursos no tradicionales para deudas que tiene y fomentar cosas que no son las que habitualmente fomenta, sobre todo, si no es una regla, es una excepción”.

MIS COMENTARIOS: 

  1. LA CONVOCATORIA ES RIDICULA Y ESTUPIDA
  2. EL TEMA DE FONDO ES PUEDE UN ESCRITOR RECONOCIDO (POR SU ESCRITURA) SER FUNCIONARIO PUBLICO (DONDE ADMINISTRA PRESUPUESTOS Y RECURSOS)?
  3. BORGES FUE DIRECTOR DE LA BIBLIOTECA NACIONALK Y ABRIÓ CAMINIO A ESCRITORES EN RELACION DE DEPENDENCIA CON EL ESTADO. QUERE DECIR QUE BORGES SOLO COMPRABA LITERATURA FANTASTICA PARA LA BIBLIOTECA?
  4. LO DE ESTA MUCHACHA PARECE PROPIO DEL REGIMEN SOVIETICO: ES RELAISMO SOCIALISTA O PROSCRIPCIÓN?
  5. EL USO DEL CUPO FEMENINO ES REDUCTIVO COMO SIEMPRE.