ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SONIA HENIE

La Comisión de Monumentos juega a mostrar en las redes un álbum de figuritas patrimoniales. Porque en lo tangible, en lo material no cuida ni protege a ese patrimonio, si hasta les estalló la Casa de Gobierno. Y es muy probable que muchas de las figuritas mostradas en las charlas desaparezcan pronto por la falta de políticas patrimoniales y que el álbum quede con casilleros vacíos. A la gente que hace el curso le chupa un huevo que les digas que los mismos que dicen querer generar conciencia patrimonial con esta actividad de divulgación son grandísimos responsables de distintos desastres patrimoniales ocurridos durante su gestión, un público que también sabe que por mucho tiempo no va a ser fácil viajar y que entonces sustituye por este tour por una Disneylandia virtual-patrimonial. Y tb la banda que lidera la Comisión de Monumentos (Anchorena, Grementieri, Petrina, Bacas, ¡De Arteaga! -¿le aceptaron la renuncia al final, luego de usar un mapa inglés?- y cuzquitos alderos como Kiernan) sabe que por mucho tiempo tienen cubierta la espalda respecto de su incompetencia y sus corruptelas por el solo hecho de tener servida la excusa de lo difícil que será hacer tareas territoriales en tiempos de pandemia y post. Así las cosas, y una vez más ese corcho inhundible que es Terequetetere Anchorena seguirá flotando, ahora en las aguas de la pandemia.