ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ANITA

Cuando mi mama se enfermó de un cancer terminal, mis amigas de toda la vida … la mayoría desapareció. La palabra “cancer” como sinonimo de “muerte”, fue un antes y después en mis relaciones de “amistad”. Este grupo de amigas de la infancia, no estuvieron de ningun modo presente durante los 9 meses que tardó enfermedad en llevarsela. Ni un llamado, ni un mensaje nada. Magicamente aparecieron el día que murió. Con aviso funebre, mensajes de apoyo y llamados. Me sentí muy reflejada en esto que contás. Nunca más les hablé ni contesté .