ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JUAN

Pienso que, cuando formamos una familia propia, nuestros vínculos se reacomodan.

De golpe, nuestros amigos (o hasta nuestros hermanos) dejan de ser la prioridad de nuestras vidas. Es natural (y sano) que esto ocurra.

Aún así, esto no significa que el cariño desaparezca. Simplemente se acotan las oportunidades en las cuales el otro puede demostrar dicho cariño. Lo mismo te ocurría a vos si mañana tenes un hijo o tenes pones en pareja: Ya no vas a estar disponible cada vez que fellow te invite a un after office.

Por otro lado, el acto de bloquear a tus amigos, denota muchos celos e histeriqueo de tu parte.

Una amistad no es un compromiso a largo plazo. Y el otro no es una mierda simplemente porque se modificaron las circunstancias en las cuales ustedes eligieron ser amigos. Si el empezó a transitar por otra etapa en su vida, quizás el equivocado seas vos al no saber acompañarlo.