ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SR.FEUDAL

Una de mis máximas es no confundir amistad con grupo de pertenencia/referencia.

Jugar el rol de participante en un grupo de pertenencia y/o referencia sólo te brinda la red de contención (bajo ciertas pautas de comportamiento gregario) en relación con el interés subliminal que amalgama al grupo; ergo: escuela, rugby, club, trabajo, hobby son eso, amalgamas que facilitan el acceso al interés personal.

Aquel mismo comportamiento gregario termina definiendo al grupo como un ente colectivo con pautas culturales propias, por lo que (la mayor de las veces) se termina convalidando eternamente una forma de actuar rutinariamente que invisibiliza (cuando no impide) el crecimiento personal.

“Toda la amistad” arriba descripta parecería encajaría como relaciones de pertenencias a grupos de referencias.

A mi entender, la verdadera amistad es la que incentiva ver los propios carajos, no la que convalida como mérito las boludeces entrópicas del “grupo” (ejem ….. plo palerrmitano???).