ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MORENO

Estaba hojeando justo un libro de Horacio Coppola y Facundo Zuviría. Cada uno retrata la Buenos Aires que le fue contemporánea, uno los 30s y el otro los 80s.

Los ángulos fueron elegidos, estudiados obviamente y todas las fotos son en blanco y negro. Eso genera una distorsión de la realidad.

Pero igual se puede observar el carácter que tenía Buenos Aires. Pobre, sucia, rica en algunas zonas, yo recuerdo otra ciudad.

Desde la irrupción del macrismo en Capital todo se fue de a poco como lavando, infantilizando.

Carteles optimistas diciendo que “va a estar bueno”, cuando???, proliferación de vallas que pretenden mostrar la continua labor en las calles. Edificios casas antiguas que fueron desapareciendo para dar lugar torres todas iguales.

La idiotización y destrozo del zoológico avalado por un supuesto objetivo eso friendly creo que es el sumun de o que esta gente es capaz de hacer en tema urbanístico.

Y peor que eso. Tengo una amiga que tiene a su hermano en un nicho en Chacarita y querían tirar abajo el pabellón para hacer un parque de juegos para chicos.

Tuvieron que juntarse familiares para pararlo. A ver si en Père Lachaise a algún alcalde de París se la va a ocurrir semejante locura.

Sumieron al espacio publico en una nube de estupidez alegre amarilla en donde la clase media porteña se derrite por unos bebederos para perros en alguna que otra esquina.

Y van por más!