ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE FITITO 600

Diana Saiegh es como una chanta honesta, que se reconoce como tal, y está ahí seguramente por su relación con Massa. Cuando él la convocó para dirigir el museo de Tigre, a principios de los 2000, ella le confesó que no sabía nada (textual). Y él le dijo, casi como una orden: vos sabés, y punto! Contado por ella frente a un grupo de personas entre las cuales estaba yo.