ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE INSPECTEUR CLOSEAU

Al fín tuve el tiempo para ver la cañepastechat completa, tres veces la arranqué y viendo que la duración y que venía con mucha sustancia necesitaba estar tranqui. Muy buena la charla, por lo que se cuenta y por lo que no también, o sea, de entrada nomás él aclara que no puede definirte con nombres ningún hito de la fotografía en Argentina, simplemente por el lugar vacío que él llena como mejor sabe y puede.

Creo que queda por el camino que ese vacío no era tan vacío, más bien había muy poca difusión de obras para quienes no estaban en los circuitos “oficiales”, autores que buscaban trabajar seriamente emigraban desde la decada del 60 sobre todo (muchos para no volver nunca más).

Valga la aclaración esos circuitos eran mas bien campos alambrados con alambre de púa que de a poco luego de la caída de la última dictadura se empezaron a desalambrar, algo de eso se entrevee cuando cuenta su episodio dentro del Fotoclub Buenos Aires, caverna paleolítica de la regla de los dos tercios si la hubo (y ni hablar de la FAF, verdadero castillo de Drácula). Me consta que había otros lugares donde los que teníamos alguna clase de interés en la fotografía nos juntabamos a hacer otras cosas que ver si las copias estaban derechas o torcidas y a hablar de las cosas que Alberto resume como “encontrar el tema”. Hay algunos memoriosos por ahí dando vueltas, alguna vez alguien logrará juntarlos y armar algo que represente mejor ese período, que en parte fue nefasto pero también abrió vertientes subterráneas que afloraron en otros lugares y circunstancias.