ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SABATEZ

Entro a cada rato a LANP a ver si hay otra Red Carpet de la marcha anticuarentena “a favor de la libertad” en el Obelisco, la Quinta de Olivos y otros puntos de Argentina donde hay ASPO, pero nada… :´(

Ayer Santiago Cafiero dijo: “Le pedimos perdón a los trabajadores de la salud por no haber podido evitar la marcha”. Santiago Cafiero es un pelotudo, y un hijo sano de un gobierno tibio.
Pedir disculpas no arregla nada.

¿Sabés lo que se podría hacer? ¿Viste cuando excedes la velocidad en la ruta, o cruzas un semáforo en rojo? Las cámaras de vigilancia toman tu patente, y te llega la multa. Bueno…

Se podría proceder al secuestro de los vehículos de infractores/manifestantes, por incumplimiento de los artículos 205 y 239 del código penal. O bien, si es mucho trabajo secuestrar vehículos, proceder a la multa amparada por el DNU constitucional en vigencia. Las multas oscilan entre los $10.000 y los $80.000.

Ya que en el Obelisco y en los puntos de concentración anticuarentena del 17 de agosto hay gran cantidad de cámaras de vigilancia, y considerando que el personal de salud tiene escasos insumos, y el impuesto a las “grandes fortunas” quedó en la nada porque evidentemente le bajaron línea al gobierno tibio, saquemos de donde podemos: que cada auto de la marcha anticuarentena sea intimado a pagar $80.000, y destinar ese dinero a la salud pública.

No creo que les moleste. Después de todo, salieron a defender derechos… ¿no?

Como dijo el General, el único órgano que le duele al argentino es el bolsillo. Es hora de dejarse de boludear con el discurso de la democracia y de que “tienen derecho a protestar”. Tienen el derecho y no hay que impedirlo, pero que lo abonen. Va más allá del riesgo sanitario y de que la derecha rancia se haya apropiado de la manifestación callejera: se necesita invertir dinero en insumos sanitarios, y los propietarios de esos vehículos lo tienen.
Que hagan patria.