ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

Juanita Viale es la nada misma. Uno pensaría que no veía televisión porque prefería leer, pero no. Es hora de recordar que cuando empezó en el programa preguntó a quién le pertenecía la Villa 31, una forma bonita de preguntar dónde queda. Luego se defendió diciendo que ella preguntaba por si le correspondía a Provincia o a Capital, sin caer en cuenta que sería otra brutalidad, a menos que ella crea que un barrio puede ser un ente autómo y estar bajo la órbita directa de Nación (también confundió Nación con provincia en su respuesta) y no de un partido.

https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/juana-viale-le-respondio-criticaron-su-pregunta-nid2366370

Y de esos furcios tiene un montón. Cuando se sale del guión que le ponen, lo único que se le ocurre hablar es de sexo, de su veganismo y de sus anécdotas como mamá. En la charla donde soltó lo de la UBA, tema del que ella debería abstenerse porque nunca pisó una universidad, ni pública, ni privada, ni escuela superior de teatro, dijo que el ministro de educación debería conocer la pedagogía Waldorf, que es la que sigue el colegio de sus hijos. A ver, claro que la conocen, es una pedagogía, de tantas, aprobadas por el Ministerio. Si el Ministerio no la conociera y la aceptara, el colegio de sus hijos no tendría habilitación. Pero también puede ser que ella nunca haya indagado si el colegio de sus hijos está habilitado y brinda un título oficial.