La sección del farandulero programa de radio de Lanata dedicada al mundo del arte a cargo de Gaby Levinas ha venido poniendo el foco en la crisis de ArteBa. Levinas, amigo de Teresa Anchorena y de Daniel Maman, ha decidido hacer leña del arbol caído y apuntar los cañones contra la ‘alpinista’ Julia ‘olor a pis’ Converti. Un dato interesante de lo planteado por Levinas es que la galería Benzacar obtuvo a precios irrisorios el espacio bajo la Plaza San Martín de los militares algo que habitualmente no se dice por lo que kudos para Levinas.

En los aspectos que difieron de Levinas es en pensar que los organizadores de una feria del tipo de ArteBa no deberian tener poder de veto curatorial sobre el tipo de obra que se exhibe allí. En charlas privadas, Gaby se quejaba de que no se muestran artistas de la Escuela de La Boca. Sin embargo, es impensable que obras de principio de siglo XX sean mostradas en Frieze o en Armory. La acusación de Gaby de que una galerista no debe vetar el ingreso de otras galerias tampoco es coherente ya que en todas las galerías de relevancia del mundo hay un comite de galeristas (que como un consorcio) se asegura de que el tipo de galeria que acceda a la misma sea del tipo que se pretende lograr. Esto demuestra por parte de Levinas poco conocimiento del paño.

Respecto de que ArteBA deberia ser una feria que beneficie a los artistas es algo en papel lindo de leer pero, en la practica es irreal. Toda feria apunta al beneficio de las galerias. El problema no es cuando beneficia a las galerias y no a los artistas (lo que es un tanto contra intuitivo) sino cuando beneficia a las estructura burocratica (Converti y Oxenford) y no a las galerias. Esto ultimo es lo que ha venido ocurriendo en ArteBa y por eso es un problema. J A T