ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE MENOSCARETA

A pesar de tener condiciones de vida diametralmente opuestas, Esme está cumpliendo el mismo rol en TV que Zulma Lobato, carne de cañón. No le tengo lástima ni ahí a Esme, pero no la veo haciéndose la pelotuda como Jelinek o Xipolitakis o la piantada como Brédicé. Parece estar genuinamente desequilibrada en barranca abajo. Es la atracción del freak show…