ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LA REVISTA ‘GENTE’

Bartolomé Mitre se casó tres veces. En primeras nupcias con Dolores González Álzaga, con quien tuvo a sus tres hijos mayores: Dolores (50), Rosario (49) y Bartolomé (47). Luego, con Blanca Isabel Álvarez de Toledo –a quien conoció a mediados de los 70′, diez años antes de contraer matrimonio–, con quien tuvo a Esmeralda (38). Finalmente, a principios de los 90′ se cruzó con Nequi Galotti (60), con quien contrajo matrimonio en 2001 y estuvo en pareja hasta el día de su muerte, el 25 de marzo de 2020. Juntos fueron padres de Santos (19).

¿Por qué es importante esa información? Para entender –algo al menos– de la trama que se teje en torno a la herencia del ex director del diario La Nación. Hace unos días Esmeralda, la que tiene más alto perfil entre los cinco hijos del empresario, confesó en una nota que pensaba llegar hasta las últimas consecuencias para defender la herencia paterna.

En esa misma nota contó que en la última Navidad él le había confesado haber sido injusto con su mamá, Blanca Isabel Álvarez de Toledo, cuando se repartieron los bienes en el divorcio que concretaron hace más de 20 años. “Papá no se fue del todo bien en los papeles“, declaró la excéntrica artista, que hoy debuta en Cantando 2020 (eltrece).

Con “papeles” Esmeralda se refiere a una cuenta en Suiza que su padre ya tenía al divorciarse de su madre y a otros bienes que deberían haber entrado en la división de bienes cuando la pareja se separó. A raíz de esto, Álvarez de Toledo se presentó en el Juzgado Civil Nº58 con la intención de que se realice una revisión del divorcio: ella considera haber sido perjudicada en el mismo.

El episodio –por el cual ella pretende conocer qué bienes se le ocultaron a la hora de firmar los papeles– trae al presente un hecho a veces olvidado de esa época, que tiene que ver con los sucesivos reclamos que la segunda esposa de Bartolomé Mitre debió hacerle al padre de Esmeralda por la cuota alimentaria.

Por otra parte, Rodrigo Lussich adelantó en Intrusos (América) que ante la avanzada de la ex de Darío Lopérfido “los hermanos mayores van a recurrir a la Justicia, para impugnar cualquier tipo de reacción o reclamo que ella haga, tratando de buscar que se le realicen pericias psiquiátricas”, afirmó el periodista. “Buscan meterse con la estabilidad o inestabilidad de Esmeralda para invalidar cualquier reclamo”, afirmó.

Todo indicaría que, como aseguraron los panelistas del programa, “se van a sacar los ojos”, pero nadie sabe a ciencia cierta cómo continuará esta historia, que tiene todos los ingredientes de un drama con tramas de traición, abandono, reencuentros y alianzas.