ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PEPO

En una guerra de rosqueos todo se trastoca y queda reducido a chicana.

El “transparentismo” de anular la Dirección Artística es sólo para sacar a alguien que responde a otro palo, no porque esa persona no tenga un doctorado (que, por supuesto, debería, pero a nadie le importa) o porque la dirección sea obsoleta (que probablemente lo es, y tampoco le importa a nadie).

Es solo el viejo y triste expediente de quemar el corral para sacar al chivo.

En la otra esquina, la solicitada de NP es una chicana pedorra destinada a rescatar a un agente del propio bando, no un reclamo por una supuesta “profesionalización” que por otro lado, están muy dispuestos a desconocer cuando no les conviene (evidentemente, el doctorado ahí no entra). Su retórica lamentable: es esta: “ojo, si no nos hacen caso van derecho a la picota de los machirulis, y eso hoy en día es muy feo”.

En cuanto a lo institucional, la persona de marras “ha sido elegida por concurso”. Pero en Santa Rosca todo concurso es limpio o tramposo según a quien le convenga. Se privilegia la letra o el espíritu según el interés y la ocasión, a tal punto que con doctorado o sin doctorado, sería la misma fotonovela.

Triste.