ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE PABLO

Después de 160 días de cuarentena, las nuevas proyecciones de contagios y muertes para las próximas semanas muestran que ésta no funcionó cómo se esperaba.

Argentina se encamina a tener un número alto de contagios y muertes en relación a su población, y además la economía está en un estado calamitoso.

Si esto es una guerra la estamos perdiendo, y puede que esto siga así hasta que llegue la vacuna, pero para eso parece que faltan aproximadamente 8 meses.

Para algunos, Alberto le pone voluntad yendo a un programa de tevé divertido, para otros arruina al país y nos toma el pelo hablando de su carta astral.

Lo cierto es que Argentina no estaba preparada para un problema de esta magnitud. Hicimos casi todo mal en los últimos 100 años, el AMBA creció en pésimas condiciones y el interior del país no tiene recursos para enfrentar a la pandemia. Estamos pagando todos los errores del pasado juntos.

De poco sirve putear a Macri o a Alberto, o enojarnos con la realidad. En las últimas décadas y sin saberlo (o sabiéndolo pero haciéndonos los boludos) le dimos demasiada ventaja al virus y éste va a aprovecharlo al máximo.