ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE CHARLOTTA CANISHA

Que porcina es. Nunca deja de sorprenderme, el cuerpo, la cara, la piel, es el eslabon perdido entre el humano y el chancho