Para ver el video cliqueá acá 

Santi Maratea es de la generación de Youtubers que tiene como función principal ocupar un espacio del imaginario mediático con lo que lisa y llanamente podría considerarse como una falta de sentido o, mejor dicho, una aspiradora de sentido. En este caso, Maratea se propuso ser artista y para eso realizó una obra conceptual compuesta de una intervención a los libros de Harry Potter a los que cambió ‘Harry’ por ‘Concha’. Solo eso. Segun Maratea los libros son vendidos al costo osea a 20 mil pesos.

Frente a la pregunta de si esto es arte o no que me hacían, hoy más temprano, en Twitter, la respuesta es: ‘No, no lo es e incluso, si no fuera porque el supuesto artista es tan bruto podría sorprendentemente calificar como un plagio de una obra condenada por plagio’. Desde ya, me refiero al Aleph Engordado de Pablo Katchadjian que hizo parecido pero deliberadamente problematizando la cuestion del plagio dentro del Aleph mismo con la figura de Menard. Sin entender esos detalles, Maria Kodama llevó as Katchadjian a juicio y se lo ganó. Imaginemos lo que podria pasarle a Maratea si Rowling se cruza. J A T