ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ILZE PETRONI

Trabajadores de Arte surgió de una serie de reuniones con artistas de Córdoba y otras conversaciones con agentes de escenas locales.

En la entrevista está todo narrado porque justamente entiendo que es preciso reconocer los esfuerzos de otros, además de los propios.

Yo fui pareja y socia de Sepúlveda entre fines de 2009 y fines de 2014. Así que conozco bien el paño.
La separación implicó que él se quedara con todas las iniciativas que habíamos creado  en ese tiempo: VADB, Red de Gestiones Autónomas de Arte Contemporáneo Latinoamérica, Legión Extranjera (coach surfing para artistas), Uberbau Haus y el programa de residencias, la editorial Curatoría Forense y, por supuesto, Trabajadores de Arte. A esta última la tenía totalmente abandonada hasta que aparecieron lxs artistas autoconvocados con el autocenso.

Ahí nomás activó de nuevo el sitio y armaron un censo latinoamericano.

Estoy segura que Giunta conocía la iniciativa por el vínculo que tiene, entre otros, con la Marcela Romer
Y porque recibía el boletín de noticias

Un amigo de otro ámbito me mandó tu posteo (amigo al que por cierto yo le pasé tu sitio). Me quedé en shock porque me cuesta creer (y tal vez peque de ingenua) que una “investigadora” niegue tan brutalmente acciones del pasado reciente.

Te mandé el enlace a la entrevista porque, como te decía, empiezo haciendo los reconocimientos del caso. Algo que TAF y Nosotras Proponemos no hacen.

Y Sepúlveda (porque lo conozco) es probable que haya reactivado para disputarle por lo menos lo que vos señalaste en tu post.

Pero lo que tenés que saber que Trabajadores de Arte no es de Sepúlveda. De hecho, fue decisión en su momento, no mencionar nombres en el blog.

Fue producto colectivo en el que nosotros solo manteníamos actualizado el sitio web.