ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE LJO

Esme Mitre es la decadencia de quien aspiró a mucho y está en brote psicótico por no poder procesar su frustración y el lugar que ocupa. Solo hay que leer sus entrevistas a lo largo del tiempo. Antes de Daro, era una joven soberbia que creía haber llegado para revolucionar el mundo del arte en Buenos Aires. Con Daro vivía resentida porque para ella los Kirchneristas habían organizado una conspiración en su contra para negarle el sitio que por talento y raíces familiares le correspondían. Ahora ella cree haber llegado a la fama a punta de talento y por eso no solo no reconoce que se burlan de ella, sino que incendia todo cuando alguien no sabe que interpretó a Ofelia de Hamlet. La mina está mal, no escucha a nadie y debe tener muy poca gente cerca que la quiera sinceramente. Ella se ve a sí misma como la sucesora de una Cecilia Roth, alguien que debería estar haciendo cine por toda América Latina y Europa. Si no lo ha logrado es por culpa del odio hacia su familia y su clase social. Guarden este post: ésta va a seguir derrapando y mucho.

EL ARTE CICLÁDICO GRIEGO DEL NEOLÍTICO DE LA GRAN DIOSA MADRE ANTES DE QUE LA GUERRA FUERA UN NEGOCIO