ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE SR. FEUDAL

El atraso de los gays que siguen a Yanina Latorre como referente es una forma (digital, propia de esta época) del puto llevabolsa…. habla muy mal de la idiosincrasia sin profundidad de las nuevas generaciones de gays que, por asimilamiento social vía reconocimiento de derechos, no hacen mas que convalidar el rol social heteronormativo payasesco asignado al puto.

El otro atraso es propio de Yanina, que en pleno siglo XXI pretende sacarle jugo (aprovechando formas digitales vigentes) a una verborraria complaciente del heteronormativismo ochentoso de Linda Pérez y su “No seré feliz pero tengo marido“..

Nada nuevo bajo el sol. Todo muy boring.

EL ARTE CICLÁDICO GRIEGO DEL NEOLÍTICO DE LA GRAN DIOSA MADRE ANTES DE QUE LA GUERRA FUERA UN NEGOCIO