ESTE TEXTO NO ES MIA SINO DE MARIANA

Mi adicción a LANP literal y paradójicamente salvó mi vida. Ahora “consumo” LANP de una forma más moderada pero de ninguna manera me alejo! Sería muy denso y cursi contar mi experiencia en detalle pero estaré eternamente agradecida de este espacio que me permitió transformar una soledad insoportable e insana en una circunstancia llevadera y de aprendizaje. Amo esta necesaria lectura diaria. Snif…