ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JUAN

Yo no lo veo tan así y por supuesto, hablo desde mi experiencia. Pero entre los amigos gays existen muchos reproches, celos y competencia. Además, el sexo siempre lo complica todo.

En un grupo de amigos homosexuales, es común que uno garche con otro, luego se pelean. Y si el grupo hace un plan con ese uno, el otro te hace un reproche y viceversa.

Con mujeres es distinto. No hay deseos sexuales ni las complicaciones que se derivan de el. Tampoco hay competencia ni show off para demostrar quien es mas estupenda.

En el caso de Yanina Latorre (me parece que este post surde ahí) la amistad se da porque por un lado tenes a un puñado de putos que se mojan por ir al bailando y adoptaron a Latorre como una nueva Moria. Una mujer que representa el “llegar”. Por otro lado la tenes a Latorre que le encanta sentirse ensalzada por un puñado de putos que ven en ella, todo lo que ellos anhelaron para sus vidas: Bailando, Carteras Hermes, Fama, Rally Mediatico.

Esta declaración de intereses, de alguna manera demuestra que el fenomeno influencer no existe en la Argentina: Acá los “influencers, Youtubers, Instagramers” usan las plataformas como manera de hacerse conocidos y así llegar a ser contratados por LaFLIA como panelistas del TRECE, esa es la meca: Cirio, Maratea, Lizardo, todo lo que hacen lo hacen para llegar al bailando (un formato que ya quedo antiguo hace 8 años) Mientras que en el mundo un influencers es sustantivo en si mismo, no necesita de la televisión (y hasta huye de ella)