ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE INTRANAUTA

Hay una hipérbole en llamarlas feminazis, por supuesto y es triste. Pero lo interesante y lo que irrita es que el insulto muestra que se están convirtiendo en lo que combaten.

Y entonces quedan develados ciertos mecanismos proyectivos, ya que el componente paranoide del feminismo actual es alto, y ello está sostenido en ese tipo de “pensamiento”, que no es pensamiento si le falta la apertura del diálogo.
Por eso hice mención a gente como Paglia, que es una feminista, pero desde un lugar completamente diferente.

Ahora bien, a gente como Paglia la persiguen ellas mismas… la expulsan de sus cátedras y ahí queda bastante claro, que han dejado hace rato, la libertad. No toleran, ni siquiera a gente de su propio palo y encima a gente que tiende puentes.
Necesitan un mundo igual al que imaginan, uno de “buenos y malos_, de oprimidos y opresores, etc.

No aceptan la diferencia. Y levantan el dedo para acusar, sin ver la viga en el ojo propio. Se victimizan.

Pero otro componente de la metáfora fallida, devenida en horrible insulto, es que discriminan por razones biológicas, aunque lo niegan.

Si uno es xy, ya es varón y forma parte del grupo opresor automáticamente.
Y más aún, si es “heterosexual”( o sea que además se fijan con quién te gusta mantener relaciones sexuales).

Es un error comparar al nazismo, pero tiene mucho del pensamiento de una secta, lo cual deriva en violencia que puede tomar muchas formas y tornarse cada día peor, supongo que eso es lo que va a suceder, de hecho.

Y para colmo, las derechas van tomando el poder y jugando su contra ofensiva, en la “lucha”, y los términos, van dejando claro que algo está yendo en una dirección desagradable, como mínimo: hablan de “lucha”, de “militancia”, se consideran “hermanas” igual que los evangelistas… es un fenómeno cada día más parecido a una religión, a una cuestión “militar”, a una guerra, una lucha, digamos y de hecho Hitler llamó ” Mi lucha”, a su libro, casualmente, siendo su componente delirante, muy grande y su daño enorme, para que explayarse al respecto.

No han podido, ni siquiera generar otro lenguaje. Y en el lenguaje es donde se le ven las costuras también.

Tal vez puedan, porque el feminismo alberga algunas causas que también son justas y muy valiosas, necesarias, independiente de algunas cosas que también rozan el delirio o el reclamo infantil de un mundo que nunca será.

Y por cierto el Nazismo, es un fenómeno que está rebrotando, de modo muy peligroso y preocupante.

Así que la comparación es horrible e insultante, pero es interesante pensar o al menos intentar pensar porque surge, sin tanto ver el grado de cabeza del que la usa.

No seamos tan literales, por favor, y en todo caso, mejor la libertad de expresarse, que los métodos represivos y el adoctrinamiento y las prohibiciones, purgas y escraches, esas cosas, dejarlas a las derechas, milicos y verdaderos fascistas.